sábado, 17 de diciembre de 2016

KUMARIS

Wp-diosas-de-nepal-588

Me encontré con este titular "La corta vida sagrada de las kumaris, las peculiares niñas diosas de Nepal". (si picais en el enlace accederás a la noticia publicada en el BBC, Mundo)

¿Desde que edad, se inicia a una Kumari?
Kumari, o Kumari Deví es el nombre con que se designa a una persona a quien se le considera como una diosa viviente en Nepal. En idioma sánscrito, ku-mari significa ‘fácil-muere’, que era el nombre que recibían los bebés en la India, debido a que la medicina ayurveda no podía evitar la altísima mortalidad infantil. Después, en idioma nepalí, kumari pasó a significar ‘niña virgen’.

Una Kumari es un niña en la prepubertad, que es seleccionada de la casta shakia, perteneciente a la comunidad nepalesa de Newari. La Kumari es venerada e idolatrada por algunos de los hinduistas del país, como también por budistas nepalíes, pero no por los budistas tibetanos.1 Mientras que existen muchas Kumaríes a lo largo de todo el territorio nepalí, contando que algunas ciudades ostentan varias de ellas, la más conocida es la Kumari real de Katmandú. Ella vive en el Kumari Ghar, un palacio en el centro de la ciudad. El proceso de selección es especialmente riguroso para las candidatas. La actual Kumari real, Matina Shakya, fue ungida en el 7 de octubre de 2008 a los tres años de edad.

Se cree que una Kumari es la reencarnación de la diosa Taleju hasta que la niña comienza a menstruar, después de lo cual, los nepalíes creen que esta diosa se desencarna de su cuerpo. Igualmente, una enfermedad grave o un accidente que ocasione un profuso derrame de sangre, también son consideradas como posibles causas para que ella pueda retornar a su previo estado como una niña normal. Aunque últimamente, una de las tres diosas nepalíes, una niña de nueve años, Sajani Shakya sería desposeída de su divinidad por el gobierno Nepalí, más precisamente por el tribunal supremo de Nepal, por haber viajado a Estados Unidos por un mes y sin autorización, un caso insólito en los 700 años de historia de las diosas Kumari. Salir sin permiso de su templo de adoración es considerado en Nepal, como un acto sacrílego, pues las Kumari no pueden ser tocadas por nadie y solamente se alimentan por medio de una comida ritual llamada pura.2 (TEXTO EXTRAÍDO DE LA WIKIPEDIA,)

En este artículo "las niñas diosas del Nepal" de la web: www. caras.cl,
Se comenta " En el libro escrito por Rashmila Shakya From Goddess to Mortal (De diosa a mortal) y en declaraciones públicas a lo largo de los últimos años, no existe evidencia alguna de que las ex Kumaris hayan señalado que su experiencia fuera negativa. Es más, Rashmila por ejemplo, quien hasta el momento continúa soltera, afirma que si tuviera una hija le gustaría que fuera elegida Kumari Real, tal como ella lo fue.
Pese a todas las críticas, ser Kumari en Nepal sigue siendo un anhelo para muchas familias, quienes constantemente envían los datos de sus hijas para que sean consideradas. Una pequeña diosa que habita un palacio del siglo XV, una tradición incomprensible quizá para Occidente, pero que aún sigue siendo venerada y respetada por miles de fieles del siglo XXI."

Este verano el Nacional Geografic, publicaba un artículo "las diosas vivientes del Nepal" Isabella Tree en el que se recogía estos comentarios "La tradición se remonta por lo menos al siglo X, cuando las niñas y los niños en todo el sur de Asia participaban en rituales hindúes y budistas como agentes para la advinación. Su supuesta conexión con lo divino y su habilidad para predecir el futuro eran de un interés particular para los gobernantes de Asia. Siglos después, la tradición fue tomada por los pueblos que vivían en la periferia del subcontinente indio -enCachemira, Assam, Bengala, Tamil, Nadu y Nepal-, que siguieron religiones subversivas que enfatizaban el poder femenino, o shakti, y la posesión tántrica, un estado logrado mediante invocaciones mágicas y rituales, y mediante el cual supuestamente los humanos pueden transformarse en seres divinos con poderes sobrenaturales.
Adjunto la imagen, que es realmente impresionante
La kumari de Tokha, Dangol, de nueve años, se volvió diosa viviente desde que era bebé. Se cree que los ojos de una kumari llevan al espectador a un contacto directo con lo divino. Para los festivales religiosos, su frente se pinta de rojo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Licencia de Creative Commons
ORIENTACIÓN EDUCATIVA Y TUTORÍA by http://orientacioneducativaytutoria.blogspot.com/ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.